Vitaminas, ¿Qué son y por qué las necesitamos?

El término vitaminas deriva de las palabras “vital” y “amina“. La palabra Vital por su importancia para la vida y Amina por su composición química (aunque en la actualidad se sabe que no todas son aminas).

Las vitaminas son sustancias orgánicas que el organismo humano es incapaz de producir (o lo hace en cantidades insuficientes), debiendo ser ingeridas a través de la alimentación o, en caso de necesidad, recurriendo a suplementos.

A diferencia de otras sustancias orgánicas esenciales, las vitaminas no participan en la formación de estructuras ni para la obtención de energía. Sin embargo tienen una función importantísima en diferentes reacciones metabólicas, tan importante que en caso de deficiencia provoca varios desequilibrios orgánicos carenciales.

Hace más de un siglo que se estableció el concepto de deficiencia nutricional vitamínica.

Historia

Mucho antes de conocer las vitaminas, las civilizaciones ya conocían la importancia de ciertos alimentos para mantener la salud. Pero fue durante el Renacimiento que esta relación se hizo más visible.

En los viajes marítimos, las expediciones pasaban largos periodos sin acceso a frutas y vegetales frescos y sus tripulaciones enfermaban por las deficiencias vitamínicas que sufrían.

Fue a través de estas observaciones que se inició el estudio de las vitaminas.

En 1912 el bioquímico inglés Hoapkins descubrió, en sus experimentos con ratas, que en el alimento se encontraban ciertas sustancias orgánicas indispensables para el desarrollo animal.

Hoapkins sometía un grupo de ratas a una dieta en base de productos purificados contendiendo las sustancias consideradas hasta ese momento necesarias para la nutrición y mantenía otro grupo de ratas con su dieta habitual (el grupo de control). Las ratas del grupo alimentado con productos purificados detenían su proceso de crecimiento mientras que las del grupo de control seguían creciendo con normalidad. Cuando introducía en la alimentación de las ratas una pequeña cantidad de leche fresca, éstas recuperaban su crecimiento.

Este y otros hechos similares demostraron la presencia de las vitaminas, nombre acuñado en 1912 por el bioquímico Casimir Funk.

Finalmente, la investigación de las vitaminas ganó entonces importancia.

En tan solo 20 años se identificaron todas las vitaminas, se determinó su estructura química, y se estableció su papel en los procesos nutritivos.

¿Qué vitaminas existen?

  • Vitamina A
  • Complejo B
    • B1 (Tiamina)
    • B2 (Riboflavina)
    • B3 (Niacina)
    • B5 (Ácido pantoténico)
    • B6 (Piridoxina)
    • B7 (Biotina)
    • B9 (Ácido fólico)
    • B12 (Cobalamina)
  • Vitamina C
  • Vitamina D
  • Vitamina E
  • Vitamina K

La mayoría de las vitaminas no pueden ser sintetizadas por el organismo humano por lo tanto deben ser ingeridas a través de la alimentación o suplementación.

Las únicas vitaminas que podemos sintetizar, de una forma muy limitada son la vitamina D (ya que se puede formar en la piel con la exposición solar) y las vitaminas K, B1, B9 y B12 (que se forman en pequeñas cantidades gracias a la flora intestinal o microbiota, por esta razón es tan importante que esté saludable).

Las vitaminas A, la mayoría del complejo B, C y E no las sintetizamos y deben ser totalmente aportadas al organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *